Jardín Polar

14 de Noviembre, 2008 - 10 de Enero, 2009

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

Jardín Polar

Olga Simón

La propuesta es arriesgada: Olga Simón es consciente de haber tomado como motivo de reflexión una experiencia próxima, pero también de haber elegido el lenguaje del arte para presentarla, lo que le lleva a introducir cierta distancia, a enfriar el lado emocional, a medir la escala de cada imagen, el ritmo y la manera como las muestra al espectador. Como conjunto, transmite un misterioso y secreto fluir, una acción que se reitera, que avanza y retrocede, que estalla y se relaja, dejando a su paso una serie de imágenes que son pensamientos atrapados, sentimientos a punto de hacerse físicos, de cambiar de estado.

Miguel Fernández-Cid