Yellow of a dried lemon

11 de septiembre - 25 de octuber, 2014

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Yellow of a dried lemon

Matthias Kanter

Matthias Kanter piensa en color.
Kanter (Dessau, 1968) estudió en la famosa Hochschule der bildenden Künste de Dresden, conocida por su tradición de cualidades pictoricistas. No es por lo tanto sorprendente que Kanter esté especialmente interesado en la pintura veneciana de los siglos XVI y XVII que, para él, sea una fuente incontenible de inspiración. Kanter se confiesa también fascinado por el genuino arte español: el apasionado rojo de Goya en la oscuridad, la profundidad de los tonos borgoña de Velázquez o la paleta violenta y fría de El Greco.
A parte de reflexionar sobre la pintura de otros siglos, fotografía los detalles de su entorno, capturando así la paleta del momento, su textura y ambiente. No debe extrañarnos que, aparte de Mark Rothko y Giorgio Morandi, el artista contemporáneo al que más venera sea el pintor británico Howard Hodgkin, conocido por sus colores sensuales con los que “recuerda” o captura un recuerdo.
En varias de sus series Kanter se acerca desde una perspectiva conceptual a esta cuestión de una identidad individual del color. Según el propio artista, en el retrato del Dux Francesco Venier de Tiziano se encuentra la expresión perfecta de este "amarillo de un limón seco" que da nombre a la exposición, donde un dorado pintado sin efectos metálicos proporciona una ambivalencia entre la pobreza del ocre y el lujo del oro muy querida por la cultura veneciana.
Para Kanter, es la paleta personal del ser humano la que configura colecciones, casas e incluso regiones enteras, como investiga en su serie Collector's Joy (La alegría del coleccionista), y podemos ver a través de la colección de cada comprador el desarrollo de su personalidad según sus preferencias cromáticas y pictóricas.
Para su serie playa, estilizó en formato cuadrado una silla de playa plegable producida en la RDA. Después reprodujo la misma composición varias veces en diferentes colores, formas y matices. El espectador debe elegir con cuál se identifica más de todas ellas. Si alguien compra una o varias de sus composiciones, al elegirlas y disponerlas está formando parte del proceso artístico. En consecuencia Kanter añade las iniciales del coleccionista en la parte de atrás del cuadro, junto a su propia firma.


Matthias Kanter (Dessau, 1968) En 1996, tras una estancia como becado en Venecia, realizó su primera exposición en el Museum Junge Kunst en Frankfurt. Desde ese momento comenzó su carrera, que se ha desarrollado fundamentalmente en Alemania, exponiendo en las ciudades más importantes del país y entrando a formar parte de colecciones como: Deutsche Bank, Berliner Bank, Hypo-Vereinsbank, Kunstverein Lingen, Staatliches Museum, Museum für Junge Kunst Frankfurt/O. así como en colecciones privadas.

texto del artista | texto de Claudia Schönfeld