Imagen artista biografía

El mundo visible es el mundo de la luz. El arte, como el campo de lo visible siempre esta destinado a un universo de luz.
La obra reciente del artista Carlos Coronas, habitualmente piezas de gran formato, construidas con neón y vinilo como materiales preferentes, a caballo entre la escultura y la instalación, muestra su preocupación por ocupar y ordenar el espacio expositivo. En este proceso, la luz, en su espectro inmaterial se difumina radiante en todas las direcciones y adquiere un protagonismo expansivo: se desplaza hacia el espectador convirtiendo el hecho perceptivo en movimiento bidireccional, revalorizando la función clásica del cuadro y dándole un nuevo significado y territorio de existencia, aproximándose a los límites del tiempo, de la materia y del espacio.