Tampoco el mar duerme

9 de abril - 4 de junio de 2015

El mundo visible es sólo una excusa IV

2015
34 reproducciones de vértebras de vaca en faberplast, alas de plomo, hilos de nylon, estructura de hierro.
Cada vértebra alada individualmente 35 x 20 x 20 cm.
Esfera de 180cm de diámetro.

Monte Flora V

2015
Fuego y humo sobre terciopelo
93 x 149 cm.

Ecuanimidad

2015
Fieltro, cera y módulo de levitación electromágnetico.
165 x 35´5 x 35´5 cm.

Tomillo. El mundo entero es medicina

2010
Planta de tomillo seca, pasta cerámica y cable de acero
20 x 45 x 45 cm.

El caballo blanco penetra la flor de la caña

Asta de ciervo y flor de palmera suspendidos y panel dorado
40 x 60 x 30 cm. (altura variable)

El emperador

2009
Raíz de palmera y bronce
44 x 55 x 55 cm.

Jardín volador

2015
40 bolas de Tillandsia aeranthos, cable de acero, sistema de nebulización.
250 x 250 cm. (altura variable)

El mantra de Messner

2009
Pan de oro y hollín sobre madera
146,5 x 211,5 cm.

W. Turner

2015
Silla, maqueta de barco, pan de plata y aluminio pavonado
118 x 53 x 65 cm.

Tampoco el mar duerme

2015
Video instalación, pecera, agua, mesa, proyector
Desarrollo 3D Real Flow: Jorge Medina Alix (El viaje imposible)
Postproducción: Uke-motion

“La obra de Pamen Pereira está hecha de oscilaciones, de síntesis, de viajes, de diálogos, de acciones y misterio. Con los años, se ha desplegado, se ha vuelto seductora, envolvente, pero sigue siendo mágica. El origen es el mismo que cuando se presentó en Madrid, hace ahora 30 años: una idea plasmada en un papel, un dibujo de trazo algo torpe pero preciso, un latigazo directo a la emoción. Como artista, Pamen Pereira es fulgurante y su obra tiene algo de caja de Pandora a punto de desvelar sus misterios.”

Miguel Fernández-Cid

[ Texto de la exposición -- PDF ]

***

Tampoco el mar duerme es la exposición que la Galería ASTARTÉ de Madrid presenta en esta nueva edición del programa a3bandas.
Comisariada por Miguel Fernández-Cid, la muestra presenta los últimos trabajos de Pamen Pereira (Ferrol, 1963). Su obra regresa a Madrid diez años después de su última exposición individual con una trayectoria consolidada internacionalmente mostrando la rotundidad, la crudeza y la sutileza de la poesía como motivo principal de sus creaciones.
Su trabajo interdisciplinar se mueve entre el dibujo, la pintura, la escultura, la instalación y, en ocasiones, la fotografía o el vídeo, o entre aquello que, sin ser exactamente nada de lo anterior, es útil para concretar el acto creativo.
Sin abandonar la soledad del taller como lugar de reflexión y estudio donde se encuentra con lo más íntimo, actualmente su trabajo se centra en la realización de instalaciones e intervenciones site specific, defendiendo la importante función de la imagen poética para la sociedad y en este sentido el carácter social del arte.

Tampoco el mar duerme
Tampoco el mar duerme, es el título de la exposición, y a la vez la pieza central de ésta, que se verá por primera vez en la Galería ASTARTÉ. En esta pieza, Pamen Pereira ha reducido el inabarcable mar, que no duerme nunca, hasta confinarlo en un contenedor de furias, metáfora o trasunto de las emociones. Para llevarla a cabo ha contado con la última tecnología en el campo del 3D aplicado al movimiento de fluidos con el simulador Real Flow.