Imagen artista biografía


FLORENTINO DÍAZ. Fresnedoso de Ibor, Cáceres, 1954

El cacereño Florentino Díaz destaca por su larga y fructífera trayectoria, ha presentado su obra en galerias nacionales e internacionales así como en diferentes museos y centros de arte como el CAB de Burgos, MEIAC de Badajoz, Museo Barjola, Museo de Cáceres, Casal Solleric. Conde Duque, Círculo BBAA, Espai 4...
Su obra está representada en numerosas colecciones como CGAC (Centro Galego de Arte Contemporáneo), CAB de Burgos, MEIAC, Colección de arte Contemporáneo Testimoni de La Caixa, Fundación CocaCola España, Asuntos Exteriores...
Destacar de sus numerosos premios, su paso por la Academia de España en Roma y la Beca Marcelino Botín.

Su trabajo

Lo diré desde el principio: siento una intensa admiración por la obra de Florentino Díaz, por su proyecto, por sus búsquedas, por su ánimo, por su extraña mezcla de entrega, distancia e ironía. A medida que pasa el tiempo, más me sorprende la claridad con la que, desde sus inicios, se desmarcó de propuestas generacionales y se adentró en caminos solitarios, difíciles, poco vistosos. Pasan los años y sus imágenes (las de entonces y las de ahora) se mantienen y piden entrar en debates, mayores…
Desde el principio, elige materiales, evocaciones, imágenes o recursos a la vez primarios, aparentemente sencillos, de fácil visión, pero cargados de sentido, de información visual, emocional. Con ellos consigue plantear una propuesta que no tarda en depurar, intensificando el efecto de los motivos, introduciendo una cada vez más fina ironía. Para cada una de sus intervenciones nos reserva una sorpresa: la utilización de un nuevo material, el desarrollo de una idea antes sólo esbozada, la revisión de una salida relegada, el juego con las escalas, la dimensión física y conceptual del proyecto.

(Extracto del texto de Miguel Fdez. Cid para el catálogo “El Estanque de las tormentas”)