En esta ocasión presenta varias piezas que dan sentido al título de la muestra: “Contemplados” donde el barro, una vez más se convierte en protagonista. En su obra GARRAZA desarrolla una amplia reflexión sobre la dualidad de dos elementos que dialogan. Muestra su interés por las relaciones humanas generadas a partir de la comunicación de dos individuos. Llama la atención su manera de definir los encuentros entre las piezas –siempre por parejas- y como las uniones entre ellas suceden de forma natural, sin estrategias forzadas. Se trata de dos presencias que se abrazan, se tocan y se yuxtaponen amistosamente según distintos modos y circunstancias.
El dúo de elementos es frecuente en su trabajo como lo son la idea del orden, el ritmo y la secuencia, sorprendiendo la sinceridad del diálogo que establece entre la materia y la forma.